El orégano es un remedio natural para la tos, bronquitis, bronconeumonías, asma,tos nerviosa y otras afecciones del sistema respiratorio superior ya que actúa como antiespasmódico, expectorante y antiasmático.

La preparación consiste en colocar 20 grs de orégano en un litro de agua hirviendo, se deja reposar y se toma como infusión 3 tazas por día, endulzadas con miel, hasta que los síntomas mejoren.